Lo nuevo de NADIE PATÍN nos lleva a la ranchera

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 27 segundos

Tras inspirarse en Sorderita para su anterior single «Alegrías», los jerezanos Nadie Patín se atreven a versionar a todo un clásico mariachi como José Alfredo Jiménez en «Que se acabe la vida», nuevo adelanto de su próximo LP.

¿Unos jóvenes andaluces con afición por el skate versionando a un rey de las rancheras? ¡Con Nadie Patín todo es posible!

Si ya se atrevieron en su último sencillo, «Alegrías», a jugar con el flamenco con el mismísimo José Soto «Sorderita», paisano suyo. Ahora los jerezanos hacen las maletas rumbo a las Américas y no dudan en versionar a José Alfredo Jiménez, legendario actor y cantante mexicano al que debemos «El Rey», «Si nos dejan» o este «Que se acabe la vida» ahora en manos de Nadie Patín.

«Llegó a nosotros a través del flamenco, concretamente de una actuación de Adela La Chaqueta del año 1991, y desde entonces no hemos podido parar de escucharla», confiesan Selu y Jaime. «Es por eso que decidimos hacer esta versión, para seguir dándole vida a este clásico, y que otros públicos puedan sentir lo que nosotros sentimos cuando escuchamos estas letras por primera vez».

Claro que Nadie Patín se apropian de «Que se acabe la vida» con su particular estilo, añadiéndole algunas letras, pero conservando su esencia y su mensaje: «Ese que lleno de remordimiento, dedicamos al amor no correspondido».

El sonido de este nuevo sencillo es Nadie Patín al 100%. Pero sin dejar de imprimir la misma crudeza y sentimiento de siempre, la banda incluye nuevas experimentaciones en las voces y en los teclados que le dan un sabor diferente, más maduro a su sonido. Ellos mismos no dudan en confirmarlo: «En cuanto a detalles técnicos, además de las guitarras y baterías habituales, hemos utilizado varios de los sintetizadores del laboratorio de Paco Loco para crear lo que nosotros llamamos ‘instrumentales intergalácticas’, que fusionadas con la distorsión de la voz y las guitarras nos muestran una cara diferente de lo que ha sido Nadie Patín hasta ahora».

Y aunque no han contado con ningún invitado ni invitada de excepción, los jerezanos fantasean con una idea: «Es un tema que en el futuro podría ser susceptible de ser colaboración con una voz femenina, tipo La Bien Querida, ojalá algún día. Quién sabe, podríamos intentar mandársela, aunque no nos haga caso».

Sea como sea, al menos y hasta el momento «Que se acabe la vida» supone un punto de inflexión en la carrera de Nadie Patín. ¿La razón principal? «Es el tema más lento que tenemos. ¡Por fin un tema lento!».