Ojo con tu privacidad en Spotify

INDUSTRIA MUSICAL.

Los usuarios que «pre-guardan» un próximo lanzamiento en sus cuentas de Spotify pueden estar compartiendo más datos personales con las discográficas de lo que creen.

Para pre-guardar música, que agrega un nuevo lanzamiento a la biblioteca de un usuario tan pronto como está disponible, los usuarios de Spotify aprueban ciertos permisos que otorgan a la discográfica mucho más acceso a las cuentas de esos usuarios, de lo que el gigante del streaming normalmente les otorga, lo suficiente para rastrear lo que los usuarios escuchan, cambiar los artistas que siguen y, potencialmente, incluso controlar la actividad del usuario en la aplicación de forma remota.

Esto permite a las discográficas acceder a algunos de los datos que las compañías de streaming generalmente guardan para sí mismas. Pero en un momento en que las políticas de gigantes de internet como Google y Facebook han convertido la privacidad online en un tema polémico, el proceso de pre-guardado de música podría comenzar a generar preocupación entre los consumidores, y quizás incluso preocupar a los reguladores.

Las discográficas también piden muchos más permisos de los que necesitan. A lo