MYRIAM HERNÁNDEZ se estrena en Madrid con todos sus éxitos

FERNANDO J. LUMBRERAS

Los que amamos sobremanera la música melódica venida de América Latina desde este lado del Atlántico, no nos alcanzamos a explicar por qué Myriam Hernández no está aquí, en ese olimpo junto a mujeres como Ángela Carrasco o las dos Rocíos, que, aunque nuestras, fueron merecidamente idolatradas allí. Supongo que la carrera de Myriam (Santiago, 1965) estaba enfocada hacia otras latitudes y que era cuestión de tiempo que sus canciones y su brillantez llegasen a las nuestras.

Anoche por fin tuvimos la oportunidad de disfrutar en directo de todos sus éxitos y aun reivindicando su majestuosidad sobre el escenario, con canciones azucaradas y casi convertidas en himnos, Myriam mereció mucho más, mereció mucho más público (el que tuvo se volcó con ella hasta lo imaginable), mereció que su talento se hiciese más visible, mereció que su carrera tuviese aquí el respaldo ganado con muchos años de sacrificio y de rodearse de los grandes productores y compositores que creyeron en ella.

Unos minutos pasados de la medianoche y la pista de la Cubierta de Leganés (las gradas eran un páramo) se olvidó del reguetón enlatado de un DJ al que no vimos para entrar en un delirio de romanticismo musical inédito hasta la fecha en nuestro país. Bella, sonriente, sabiéndose triunfadora antes de comenzar y coreada por el respetable, la chilena comenzó a cantar tejiendo con los minutos un hilo mágico entre el público y ella con las canciones de siempre entreverándose con un pop más actual.

Su voz estaba impecable en primera línea pero tengo mis serias dudas que desde atrás pudiese percibirse idéntica sensación. Sabido es que la sonorización de La Cubierta es, como diría Aterciopelados, cosita seria. Anoche el sonido volvió a ser mejorable en ciertos momentos eso sí, la planificación multimedia con una pantalla en altísima definición estuvo mucho más que a la altura.

Myriam Hernández desplegó su romanticismo musical con ganas, su música tiene ese puntito atemporal que cuando se descubre en su dimensión merecida, gusta. Sin ser una voz que necesite de grandes subidas, se ha hecho tan reconocible y tan cálida que es imposible imaginarla cantándole a cualquier otra cosa que no sea al amor y a sus consecuencias.

Rueda de prensa y promoción

Nos quedamos con las ganas de verla en rueda de prensa, de poder acercarnos y preguntarle por su demora en llegar a este país, necesitábamos escuchar de primera mano qué había pasado con esos años en que, siendo una estrella al otro lado del mundo, aquí sigue siendo casi una perfecta desconocida. Al principio, alguien tuvo la brillantísima idea de programar un encuentro con medios un sábado a las dos y media de la tarde (inconcebible) pero acabó cancelándose porque, realmente, tuvo que haber imperado el sentido común.

De todos modos, la sensación que me quedó fue un tanto contradictoria. Hubo una promoción deficiente, en la que directamente, se acreditó de modo más que arbitrario, en vez de buscar que se sumaran nuevos medios no solo para dar a conocer a una artista única, sino para que la comunidad ecuatoriana, entre la que tengo muchos y muy buenos amigos, la que movió con más ahínco este evento, se hubiese integrado mucho más con otras con algo tan bello como la música como trasfondo. Supongo que hubo quien tomó la decisión de que esto no se hiciera así. Sus motivos tendría.

No hubo cuñas en radio, se limitó a una persona por medio la acreditación cuando el aforo no superó las 3 mil y se regalaron entradas a razón de 2×1 en alguna que otra radio de minoritaria difusión… en fin, suma y sigue lo mismo vivido en ocasiones anteriores.

Prefiero quedarme con el recuerdo de una cita única en la historia de la música de este país porque la próxima vez que esta gran estrella vuelva, ya será la segunda vez que tengamos la fortuna de disfrutarla en directo.

Be the first to comment on "MYRIAM HERNÁNDEZ se estrena en Madrid con todos sus éxitos"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*