LATXATARRA presentan ‘Excarabajos’

Latxatarra surgen en el verano de 2018 como depositarios y herederos del legado artístico de Escarabajos, históricabanda de Pamplona con dos discos en su haber: No Coleccionable, publicado en 1995, y Que nadie sabe ni espera, de 2012. Ahora, marzo de 2019, ve la publicación de Excarabajos, su primer trabajo como Latxatarra.El grupo está integrado actualmente por Alfredo Domeño, a la voz; Ruben Domeño y Sebas Catena, a las guitarras;Gorka de Carlos, al bajo, y Carlos Beroiz, a la batería.Formados en 1994, Escarabajos grabaron a finales de 1995su álbum debut, disco que les abre las puertas de festivales como el Doctor Music, en el que actúan en 1996. Trasabandonar por unos años la actividad, la banda reaparece puntualmente en 2002, 2005 y 2011, retornando a losescenarios en 2012 con intenciones de quedarse: prueba de ello es la publicación de su segundo CD.Excarabajos, el que os estamos presentando, se grabó en Sonido XXI (donde siempre registró el quinteto sustrabajos) en octubre de 2018, encargándose de la producción y las mezclas Javi San Martín. Las labores demasterización fueron llevadas a cabo por Enrique Soriano en Crossfade Mastering, y del diseño y las ilustraciones seencargó María Aseks. El trabajo lo publica El Dromedario Records.

Haciendo bueno el dicho de ‘No hay dos sin tres’, una vez consumado en 2012 el regreso de la banda, ya está aquí elque debería haber sido el tercer disco de Escarabajos, un trabajo en el que el quinteto erigido sobre la creatividad deAlfredo y Rubén Domeño pone sobre la mesa como siempre, con poética rotundidad, sus cartas con forma decanciones; he aquí sus títulos, 24 de febrero, Balsas de cristal, Cables llorando, El kutxitril (primer single extraído),Falsa farsa, Fruta de estación (con la colaboración de Kutxi Romero), Satán (con letra de Rubén Domeño,cantándosela con su hermano), Sombras sin talento, Tiempos y Valentina, temas con los que vuelven amoverse como pez en el agua entre el rock & roll más vivo y desenfadado y las baladas escoradas hacia los mediostiempos, cambiando y repartiendo juego entre ambas vertientes a la perfección.

Y, más allá de lo dicho, especialmención para Tiempos (tema que ya grabaran en su seminal álbum debut) y Falsa farsa, canción inéditarecuperada de la noche de los tiempos, que por fin ha conocido el estudio de grabación.Excarabajos, en suma, he aquí un disco que, cual si de fruta de estación se tratara, llega en un momento de especialmadurez para el grupo -en otro orden de cosas-: no en vano el histórico proyecto de los hermanos Domeñocumple en este 2019 25 años. Un cuarto de siglo sin doblegarse, portando con honestidad y orgullo la banderadel rock and roll. Y sonando como un tiro, puro corazón. Demostrando estar en su mejor momento, dispuestos a ir a por todas.