Newslettering: herramientas y soluciones para el marketing del siglo XXI

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 17 segundos

Cada vez resulta más cotidiano que, al acceder a cualquier web, tengamos la posibilidad de suscribirnos para recibir en nuestro correo electrónico todas las novedades y actualizaciones de un bien o servicio que resulta de nuestro agrado. Detrás de ese sencillo gesto, se esconde una compleja maquinaria que casi podríamos tildar como el marketing del siglo XXI. Y es que en lo que llevamos de centuria, la evolución de internet hasta contornos más interactivos ha traído consigo una nueva forma de conectar con clientes y usuarios.

Crear una estrategia de mailing no es simplemente introducir un listado de correos electrónicos que hemos ido recopilando o que nos han transferido desde una plataforma de telemarketing. Es mucho más. Es realizar un análisis completo y pormenorizado de muchos factores pero, sobre todo, la clave está en la utilización de una herramienta. En este sentido, MailRelay se ha convertido en la herramienta más recomendada para planificar correctamente campañas de email marketing.

La herramienta tiene un plan gratuito muy interesante que cubre con creces las necesidades de una pequeña empresa, pero si queremos dar un salto más allá en nuestro procedimientos y apostar por una mayor fuerza en nuestras operaciones, los planes de pago aciertan en cuanto a prestaciones.

Partiendo de la premisa inicial que afirma que hay una delgada línea que separa el spam del email marketing bien hecho, MailRelay nos plantea una experiencia de usuario muy sencilla. El registro es rápido y sencillo.

Una vez que hemos activado nuestra cuenta y configurado los datos geográficos de nuestro negocio, podemos comenzar a introducir nuestros contactos en la agenda de varias maneras: manualmente uno a uno, exportando desde formatos de bases de datos que hayamos creado previamente o bien trayéndolos desde la platafoma Mailchimp, otro de los referentes dentro de este campo.

Acto seguido, llega la creación de un boletín, que será la publicación que vaya a distribuir. Podemos utilizar cualquiera de las cuatro formas que nos ofrece la herramienta y que incluso incluye la posibilidad de emplear lenguaje HTML. No obstante, para usuarios no tan expertos, la gama de plantillas personalizables es amplia y muy fácil de editar: simplemente vamos trabajando por cajas con elementos y a partir de ahí vamos añadiendo imágenes, videos, audio o contenido a nuestro gusto para configurar la newsletter.

Una vez lo tengas listo, solo es seleccionar el grupo al que quieres hacer llegar tu publicación, que incluye también todo lo necesario tanto para su visualización online como para desuscribirse conforme a la legislación en materia de protección de datos y a esperar los resultados.

La versatilidad de MailRelay es grande. La personalización también y poco importa el tamaño de tu base de datos. La solución completa y definitiva para sumar tu negocio a la forma de hacer marketing más efectiva del siglo XXI

Realizando la campaña perfecta

Hemos hablado de la herramienta pero tan importante como eso es el hecho de planificar y ejecutar una buena campaña. Para ello, los primero que todo, tal vez lo más importante, es que tengas una buena base de datos, configurada en base a los criterios que te permitan llegar a tus clientes o planificar la campaña lo más rápidamente posible. Una base de datos actualizada es uno de los puntos clave para la efectividad de la campaña.

Un segundo aspecto sería elegir qué producto o productos quieres promocionar. No todos los clientes pueden ser potenciales consumidores de un bien o servicio que ofrezcas, es cuestión de dirigir los productos solo a aquellos realmente interesados o a las franjas de segmentación adecuadas por el criterio que sea: edad, sexo, ubicación geográfica, etc.

La newsletter debe ser llo suficientemente atractiva visualmente como para captar la atención del potencial cliente en pocos segundos. Debe ser fácil de leer, de comprender, enlazado cada link a la página web con total responsividad para la visualización en dispositivos móviles, facilidad para compartir el contenido en redes sociales, etc.

Échale creatividad y prepara tu negocio para una nueva manera de llegar a tus clientes. Lo que te haga distinto es el primer peldaño rumbo al éxito.