Eduardo Vidal revoluciona con sus dos técnicas Artísticas

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 29 segundos

Eduardo Vidal es un artista español con gran proyección internacional con obras en el Museo de Nueva York Whitney Art, el Paris Art y, recientemente, el Museo Nacional de Luxemburgo. Con más de tres millones de visualizaciones en su arte tanto de forma digital como física en todo el mundo, puede decir con orgullo que ha sido el primer artista en recibir un premio del Museo Nacional de Luxemburgo.

También acaba de sellar una colaboración con la prestigiosa editorial Hatier France París para que sus libros educativos, presentes en todos los colegios franceses, puedan contar con ejemplos de su obra gráfica.

Arte simetría y arte orgánico: sus técnicas artísticas

En relación a la revolución artística en espacio públicos y privados, es el propio artista quien pone el foco en las infraestructuras públicas que han costado a los gobiernos millones de euros y que será necesario evolucionen también con la llegada de la Inteligencia artificial.

“Será la IA en suma con la técnica del Arte Simetría la que dé respuesta al diseño, modificación y reutilización física de las infraestructuras. Hay que tener en cuenta que el futuro no está tan lejos y se necesitará usar el espacio gravitacional. Los drones y los servicios que se irán incluyendo en ellos serán clave para comprenderlo” explica.

La técnica simetría busca que, en el futuro, pueda ser usada por las plataformas y los reprogramadores de IA para conseguir modificar planos y campos visuales a través de la simetría aplicable del eje orientativo. Se trata de reutilizar diseñando lo que el artista denomina una doble capa sobre la superficie del diseño que ya existe y que se situaría por encima para modificar los errores o la estructura sólida. Solo así se recrearía una fuente regenerativa y salvaría la infraestructura pública.

Por otro lado, cuando habla de su técnica de arte orgánico, tiene mucho que ver con la accesibilidad de parte de la población a los museos. Gracias a la interconexión de otros sentidos, por ejemplo del sonido y del olfato, se podría incluir el vapor aromático en los museos para que la persona con problemas visuales pueda interconectar a través de otros sentidos.

Claro ejemplo fue la obra que el pasado verano adquirió en subasta un coleccionista italiano. El Café Molino representaba el dibujo de una cafetera sobre un lienzo impregnado con café molido colombiano.

“Será una gran progresión humana y los museos tendrá un papel fundamental. Los Artistas tendrán que diseñar un obra de arte abstracta a la que habrá que enlazar con el aroma, haciendo la conexión en campo visual cerebro humano” explica.