CompraloBueno aconseja sobre cinco productos tecnológicos para sacar partido al Black Friday

Con menos de dos años en el mercado, la startup creada por Carlos Rivero, compralobueno.com, ya es especialista en guías de compra, comparativas y reseñas de productos tecnológicos. Tanto es así que, gracias a sus recomendaciones, casi 13.800 usuarios han acabado comprando.

En cifras, la campaña del Black Friday pasado les supuso 63.000 euros en facturación, aunque este año esperan superar los 85.000 euros con compras medias por persona de 180 euros frente a los 158 que gastaron en 2020.

Lo que más se vende en esta campaña son artículos tecnológicos, generalmente, caros. Drones, móviles, patinetes eléctricos, portátiles, robots aspiradores o de cocina y accesorios para gaming serán los productos estrella de este Black Friday. Más, si sumamos, la información que habla de posibles roturas de stock en Navidades” explican desde la compañía.

En esa línea, también hablan de que es probable que las ofertas, debido a la escasez de microchips, no sean tan marcadas como otros años y que, en vista de la crisis de contenedores, la entrega y sus plazos pueden dilatarse algo más de lo habitual. Sin duda, prevén que este año todo sea algo diferente.

Guía para saber qué comprar en Amazon durante Black Friday y Navidades

El primer consejo que dan desde la startup es claro: asegurarse de que el producto electrónico que desea adquirir sea de una marca confiable, que su servicio de atención al cliente sea solvente y, sobre todo, que pueda encontrar repuestos fácilmente en caso de que exista algún inconveniente con el dispositivo.

A partir de aquí, dan una serie de consejos para los productos que serán estrella en esta edición de Black Friday

• Drones: la recomendación pasa por que cámara del dron grabe al menos en 1080p, que sean fáciles de encontrar baterías y hélices de repuesto, y echar un vistazo a la normativa de drones vigente antes de adquirir ninguno.

• Robots de cocina: la marca es sinónimo de garantía. Se recomienda que sea un robot de cocina programable multifunción, y asegurarse de que existen una gran variedad de accesorios y recetas disponibles para ese modelo.

• Móviles: lo más interesante es ajustar el dispositivo a las necesidades como usuario, es decir, no tiene sentido comprar un smartphone de 1000 euros si no va a hacer uso de su abultada ficha técnica. En cambio, si usa el móvil para trabajar o jugar, entonces sí es conveniente invertir en un hardware más avanzado. En el apartado fotográfico de un móvil, no hay que fijarse en la cantidad de megapíxeles, sino en el tamaño del sensor de su cámara.

• Portátiles gaming: los portátiles para jugar son más caros que los ordenadores de sobremesa con las mismas características, por lo que hay que estar seguro de la necesidad real de portabilidad. En cuanto a los componentes, si se busca jugar a una calidad óptima, nada inferior a un procesador 10ª generación, una tarjeta gráfica de la serie 60, una memoria RAM de 16GB, y una pantalla con tasa de refresco de 144Hz.

• Cintas de correr: a la hora de comprar una máquina de cardio, es primordial fijarse en aspectos como el peso máximo que puede soportar, asegurarse de que la superficie de carrera sea amplia y estable, y que, por motivos de seguridad, los reposamanos queden a la altura de la cadera.