Black Friday, el día de más facturación del año

El próximo 26 de noviembre se celebrará el Black Friday, el viernes que se ha convertido en el día del año en el que se incrementan más las ventas del calendario. Según los últimos estudios, las ventas se incrementan hasta el triple. Mucho tienen que ver, desde luego, los descuentos y, aunque siempre se ha decantado por su versión online, cada vez son más los comercios de calle los que se suman para arañar las ventas gracias a su proximidad y trato personalizado.

Este día nació en Estados Unidos hacía el año 1961, cuando los grandes almacenes aprovecharon el último viernes de noviembre para hacer grandes descuentos para intentar conseguir el balance final positivo del año. Sus cuentas pasaron de números rojos a negros, de ahí el nombre de Viernes Negro.

Para competir y llegar al objetivo, lo más importante es comunicar las promociones que se realizarán durante ese día e incluso el fin de semana y generar expectación que, automáticamente, conseguirá poder aumentar las ventas aprovechando, precisamente, el propio marketing de ese día.

Cinco acciones publicitarias offline que consiguen ventas

Captar la atención de los transeúntes es vital en este periodo, pero hay que apelar a la originalidad, calidad y a promociones que merezcan de verdad la pena. Los cubos de cartón impresos o los displays luminosos como el ilumigo consiguen atraer las miradas y eso, para competir estos días, es clave. Se convierte expectativa en venta” explican desde Jumboprinters, una imprenta que permite hacer los pedidos online y que está especializada en el gran formato y punto de venta.

Las lonas publicitarias y los vinilos personalizados también entran dentro de esos productos que, aunque clásicos, son los más adecuados para anunciar de forma visible y llamativa las promociones. “Antes se apostaba por fachadas y autobuses, pero cada vez más son los propios escaparates donde mejor funcionan” explican.

En quinto lugar, si se dispone de una base de datos, la apuesta es clara: enviar a los buzones newsletters creativas anunciando los descuentos. Al tener que cogerlo, la atención se consigue.