Los colores de moda para este otoño


Con el inicio de la temporada otoño-invierno es más que conveniente que echemos un vistazo a los nuevos tonos que van a llenar la moda de modernidad, buen gusto y confort. En este sentido, la colección de Inés Domecq es una muy buena excusa para asomarnos a esas tendencias que van a imponerse en los muchos ambientes en que vamos a estar presentes en los próximos meses.

Para empezar, si bien los tonos terrosos o incluso los beiges son clásicos eternos, el otoño no implica que debamos renunciar a los colores vivos que hemos lucido en primavera o en verano. Blancos, rojos o incluso naranjas también pueden convertirse en protagonistas de nuestro vestir, desechando así el tópico de colores aptos solo para determinados periodos del año.

La colección se mueve entre dos caminos perfectamente asequibles para la mujer del siglo XXI. Por un lado, una apuesta clásica que combina distintos tonos marrones y ocres, con caídas ligeras, cortes clásicos y un ensalzado absolutamente mágico de la figura. Y por el otro, tonos vivos, incandescentes y con cierto regusto eléctrico, combinados con detalles naturales, urbanitas y muy cómodos de llevar.

Los colores del otoño van a poder lucirse en ambientes muy distintos: por un lado, en la oficina, se apuesta por líneas muy vanguardistas pero siempre atendiendo a colores que inspiran elegancia, buscando aunar la feminidad y la funcionalidad. Además, la firma también apuesta por diseños para disfrutar del tiempo libre, para ellos combina desde vestidos con diseños muy tribales e inspiraciones africanas hasta creaciones ligeras, de tonos pastel o bonitos contrastes y que nos conectan de forma inmediata y muy natural con el medio ambiente.

En general, la apuesta por la diseñadora es convertir el color en un bonito complemente que armonice con formas suaves y elegantes, sin estridencias, y combinando de manera casi espontánea tonalidades muy favorecedoras para la mujer de hoy. Tonos chocolates que juegan de maravilla con una estación en que, tradicionalmente, hemos buscado combinar con el cromatismo estacional. Inés Domecq añade un delicioso punto de transgresión, introduciendo sus motivos inspirados en formas naturales con fondos que generan contrastes llamativos y elegantes.

Una inspiradora fuente de tonalidades que convierten tu elección en una apuesta segura para verte luminosa, elegante y disfrutar de una estación del año llena de grandes propósitos.