Las mejores pulseras de actividad del momento

¿Has decidido ponerte en forma o controlar tu salud? Aunque los relojes inteligentes actualmente incorporan funciones para medir la mayoría de indicadores de nuestro organismo asociadas a la actividad física, las pulseras de actividad han dado un salto cualitativo, convirtiéndose en complementos sin los que resulta raro salir a hacer deporte. La diferencia entre unos y otros es mínima, y sin embargo, las pulseras de actividad han conseguido dominar el mercado de los wearables. ¿Cuáles son las mejores pulseras de actividad del momento?

Todas las marcas de móviles y dispositivos conectados han apostado por sus propios modelos de pulseras de actividad. Ese el estadio actual del mercado. Respecto al rango de precios, su principal atractivo, es tan amplio como el número de referencias. Los hay de menos de 20 euros y de más de 100 euros. ¿Cuáles son los mejores modelos del mercado?

Pulseras de actividad o smartwatch, la gran duda

La dicotomía entre si comprar una pulsera de actividad o un smartwatch o reloj inteligente dependerá de dos factores claves: el presupuesto y las funciones esperadas. Aunque los relojes inteligentes despliegan las mismas funciones que las pulseras de actividad, su mayor potencia de procesamiento y su pantalla de mayor tamaño le da un plus de operatividad. Un buen ejemplo lo constituye el modelo Amazfit GTR 2, un reloj inteligente con todas las características de una pulsera de actividad de alta gama pero con un plus de diseño, funciones y, sí también de precio.

Mejores pulseras de actividad en 2021

Así las cosas, ¿cuáles son los modelos de pulsera de actividad más recomendados en 2021?

En primer lugar se sitúa la Huawei Honor Band 5, el último modelo de las smartband de la gama Honor. Además de su estética moderna, mejora respecto a versiones anteriores en cuanto a display. Su pantalla es casi una pulgada, y con calidad AMOLED que permite ver en color. Es la primera gama asequible de pulseras de actividad que incluye la función de medición de cantidad de oxígeno en sangre, y por menos de 30 euros.

Fitbit Sense, por su parte, combina lo mejor de un smartwatch deportivo y una pulsera de actividad. Es el modelo más avanzado de la marca, al incluir el sensor EDA para medir la respuesta del organismo al estrés. Junto con el chip GPS integrado, mejora en su interfaz y también la aplicación móvil. Además, puedes recibir llamadas, consultar las notificaciones, responderlas, y un largo etcétera que lo convierten en una muy buena opción dentro de las gamas medias.

Por último, dentro de las gamas más populares de pulseras de actividad, destaca la Xiaomi Mi Band 4c, la solución del gigante chino para cubrir el espectro de precios bajos. Eso sí, para ello se ha de renunciar a algunas funcionalidades presentes en los modelos anteriores. Esta smartband en concreto únicamente ofrece datos de sueño, pasos, distancia, pulso y calorías, además de tener cobertura para sólo cinco deportes (los más básicos).

Lo más importante es elegir el modelo que se ajuste a las funciones que se desean cubrir y entren dentro del presupuesto máximo destinable.