La mejor música en español

Processed with VSCO with f1 preset

Vivimos en un mundo en el que hasta la creación artística se mueve a la velocidad que marca el movimiento de un ratón y la rapidez del clic, un momento histórico, en el que la oferta musical es la mayor en toda la historia de la Humanidad. Y, sin embargo, el mundo tradicional de las revistas musicales, las que los melómanos buscaban con avidez cada nuevo mes atentos a cuándo desempaquetaba el quiosquero o abría la tienda de música para conseguir su preciada joya y devorarla, desaparece.

Pero no todo está perdido: la demanda de información sobre el sector musical es hoy mayor. Ese vacío informativo lo vienen llenando revistas digitales especializadas en música como planeta28.com, la web con los mejores contenidos sobre música en español, teatro, entrevistas y toda la información cultural del momento.

Cada día nacen miles de grupos musicales, se crean nuevas tendencias culturales y se profundiza en los misterios de la música. Estas nuevas revistas digitales musical son el último bastión de un sector que se niega a echar el telón definitivo pero que convive en una relación de amor-odio con los retos que supone la competencia digital, de la que al mismo tiempo se depende.

Los editores tradicionales han aceptado que el papel, tal y como lo conocíamos, tiene los días contados. Algunas de las más potentes económicamente subsistirán como un reducto para coleccionistas y nostálgicos. Hoy se consume de otra manera.

El nuevo consumidor de revistas musicales

Si en los años ochenta y noventa se vivió el boom de las revistas en papel, los años dos mil han confirmado el cambio de tendencia. Baluartes históricos han dejado de publicarse en papel; el punto de mira ahora se encuentra en las revistas digitales y las nuevas plataformas de difusión y comercialización de creaciones musicales.

Hoy llevamos la información en el bolsillo: con unos sencillos gestos tenemos a nuestro alcance desde los más conocido al descubrimiento de nuevos talentos. Ya sea con revistas musicales como planeta28.com o algunas con mayor trayectoria como Efe Eme o RockDeluxe, o a través de plataformas como Spotify o el mismísimo YouTube, no existen barreras para el conocimiento y el disfrute de la música y su cultura.

Hasta tal extremo ha llegado la demanda de información especializada que incluso se han creado portales verticales exclusivos para estilos musicales concretos como el hip-hop, tan de moda hoy entre los jóvenes, o la música clásica y la ópera. Los creadores de contenidos trascienden los canales planos y llevan el disfrute musical a un nuevo estadio. La nueva era del consumir de contenidos musicales es ya una realidad.