EL DISCO DEL AÑO: Carlos Baute, De amor y dolor