EL DISCO DEL AÑO: Manolo García, Geometría del rayo