EL DISCO DEL AÑO: Álvaro Díaz, Mi verdad