EL DISCO DEL AÑO: HA*Ash, 30 de febrero