EL DISCO DEL AÑO: Marwan, Mis paisajes interiores