EL DISCO DEL AÑO: Yuri, Primera fila