EL DISCO DEL AÑO: Romeo Santos, Golden