EL DISCO DEL AÑO: Vicente García, A la mar