EL DISCO DEL AÑO: Yordano, El tren de los regresos