EL DISCO DEL AÑO: José Mercé, Doy la cara