EL DISCO DEL AÑO: José Luis Perales, Calma