EL DISCO DEL AÑO: Tamara, Lo que calla el alma