EL DISCO DEL AÑO: Paula Rojo, Ver para creer