EL DISCO DEL AÑO: Natalia Lafourcade, Desde la raíz