EL DISCO DEL AÑO: Jorge Villamizar, El día que vuelva